Centro de Salud El Naranjo

Fuenlabrada > Salud > Centro de salud

En Fuenlabrada, Madrid

Descripción

Centro de Salud El Naranjo


Centro de salud

Valoración Media

121 Opiniones

  1. card
    3 Opiniones

    Jose Manuel Garcia

    e un relajo el policlinico ese nadie te atiende por telefono 6 y 28 de la tarde y nadie coje el telefono pedi una cita me la dieron presencial decia fui al policlinico y me dijeron que elmedico me llamaria por telefono y no a sido asi ahora miro en las cita que s por el movil y dice que peda otra cita estoy operado de corazon abierto no tengo medicamento.hace un mes es ar actualizar mis medicamentos yver al medico pues me esta dando migraña y nada no hay quien responda en sese policlinico todo es un relajo. pides hoja de reclamacion y te dicen que no hay

  2. card
    3 Opiniones

    Adela García sonseca

    La recepcionista de gafas que estaba ayer sentada a 18:45 en el lado derecho del mostrador , no he visto persona más maleducada , te habla faltando el respeto y gritando sin venir a cuento . Encima de no hacer su trabajo porque no cogen ni el teléfono , te acercas al centro de salud y te habla de malas maneras . No sé cómo pueden tener a este tiempo de gente trabajando de cara al público , cuando es una FALTONA . Creo que deberían tomar medidas , no es la primera vez que pasa . Y deberían dar un toque de atención a algunas enfermeras, que les molesta hasta que vaya a consulta cuando te encuentras mal.

  3. card
    3 Opiniones

    Laura

    Llevo varios días llamando y no me cogen el teléfono, a si que he tenido que ir personalmente al centro de salud. La señora de recepción gordita de pelo rizado y con coleta, es la persona más borde que puede existir. No se le puede hablar bien ni con educación porque ella de educación 0. Tuve un problema con la receta de mi abuela y literalmente que me ha soltado medio gritando “Entonces ahora que, ¿molestamos a los médicos de urgencias?” Gente tan poco profesional y amargada no debería trabajar en recepción y menos en un centro de salud. Para que luego me llamara el enfermero y me diga lo contrario a esa señora, que tenía que volver y me daban directamente la medicación porque ya no lo daban en las farmacias.