Donde siempre

Fuenlabrada > Restaurantes > Restaurante

En Fuenlabrada, Madrid

Descripción

Donde siempre

Restaurante

Valoración Media

198 Opiniones

  1. card
    3 Opiniones

    ALBERTO A

    Buenos días. No soy cliente habitual pero si he ido en distintas ocasiones, solos o con amigos. El trato siempre ha sido exquisito y cualquier cosa que les pidas siempre han atendido las peticiones con una sonrisa y sin incremento de precios. El precio del menú fin de semana puede que sea un poco más alto de lo normal (no lo creo, supongo que en la media, porque el menú del día es más barato que casi todos los lugares, 10€), pero la gente que crítica ésto se le olvida decir que los niños se pasan dos horas o más jugando por el mismo precio. Para mí es un sitio genial sobre todo para los que somos padres, que los niños se lo pasan genial y tu puedes charlar tranquilamente sin preocupaciones mientras los niños juegan y se divierten. Creo que eso no tiene precio. Puedes buscar un lugar al igual 3 € más barato pero olvídate de la sobremesa si vas con niños, por supuesto. EXCELENTE SITIO!

  2. card
    3 Opiniones

    Sara Fernández

    Empezamos q comer a las dos, terminamos a las cuatro y media. Más de una hora de espera entre platos. Te tomas el primer plato y, cuando llega el segundo, ya no te apetece. La relación calidad precio en el menú infantil está bien, pero en el de los adultos no. Los postres muy buenos, eso sí. Eran caseros y ricos.

  3. card
    3 Opiniones

    Ruben Palma Barcos

    Lo único q tiene de especial el menú de fin de semana es el precio. La subida de precio a 19,50€ no se acompaña de subida de calidad. Por ese precio hay restaurantes en Fuenlabrada que comes de lujo y con un servicio impecable. Aquí lo único que se salvó fueron los postres caseros, e incluso el menú infantil , que si lo sé me lo pido. Fuimos por el parque de bolas y zona infantil, pero ha sido decepcionante. Es un querer y no poder. Muchísimo tiempo de espera entre platos, y poca atención. Era la segunda vez q íbamos pero han perdido mucho. Aún así lo pasamos bien porque para los niños está genial, comieron, jugaron y se divirtieron.